Imagen de la noticia Experiencias y perspectivas de la gestión femenina en la Universidad
Cervone, Arranz, Nosiglia, Morgade y Pinto

imagen indicando seccion 214.11.2014 | ACADÉMICOS

Experiencias y perspectivas de la gestión femenina en la Universidad

En el marco de los debates propuestos por el Programa la Universidad de Buenos Aires para el Siglo XXI expusieron las decanas Mónica Pinto, Graciela Morgade, Nélida Cervone, Cristina Arranz. Coordinó María Catalina Nosiglia, secretaria de Asuntos Académicos


En el marco de los debates propuestos por el Programa la Universidad de Buenos Aires para el Siglo XXI se desarrolló el panel “Mujeres y decanas de la UBA: experiencias y perspectivas de la conducción femenina en la Universidad”, en el que participaron las cuatro decanas de la institución: Mónica Pinto (Facultad de Derecho), Graciela Morgade (Facultad de Filosofía y Letras), Nélida Cervone (Facultad de Psicología) y Cristina Arranz (Facultad de Farmacia y Bioquímica). Como coordinadora de la mesa estuvo María Catalina Nosiglia, secretaria de Asuntos Académicos.

Cristina Arranz hizo un repaso sobre la cantidad de mujeres que estudian y son docentes en la Facultad de Farmacia y Bioquímica, donde son mayoría, y recordó la primera vez que notó la diferencia de trato que había entre ambos géneros cuando comenzó su carrera docente: “El titular de Cátedra de ese momento, cuando se retiró, dejó una carta en la que destacaba la presencia de los varones. A las tres mujeres que formábamos parte de la cátedra y que éramos las que más trabajábamos ni siquiera nos nombraba”. Con respecto a su gestión, contó que cuando armó su equipo no tuvo en cuenta el género de las personas seleccionadas, sino sus aptitudes, y luego se dio cuenta de que eran en su mayoría mujeres.

Nélida Cervone destacó la importancia que mujeres desconocidas tuvieron en la creación de las carreras de Psicología en las universidades nacionales de todo el país y también comentó algunos números, donde se ve una amplia mayoría de mujeres estudiantes y egresadas, pero una mayor paridad a medida que aumenta la jerarquía en la carrera docente. “Es muy importante reconocer a las mujeres que abrieron la puerta a otras en el marco de un cambio social y cultural que hoy continúa, porque la mujer está ligada a los cambios y las transformaciones sociales que se desarrollan desde mediados del siglo pasado”, afirmó.

Graciela Morgade explicó que se dedicó durante toda su carrera a temas relacionados con el género y la educación, y que considera que al hablar de la mujer en lugares de gestión se está hablando de la mujer en lugares de poder. También se preguntó si necesariamente la mujer necesita “masculinizarse” para acceder a estos espacios y, en caso de ser así, qué implicancias positivas y negativas esto podía tener. “En el imaginario hegemónico del poder, éste se ejerce a través de símbolos que lo hacen violentos y el aporte de la mujer, de lo femenino, puede ser a través de alternativas creativas”, explicó. Por otro lado, afirmó que la mujer tiene que demostrar que trabaja mucho: “Tenemos que poner el cuerpo, estar presentes en los problemas y demostrar que somos capaces de resolverlos. Esa es mi experiencia al frente de la Facultad de Filosofía y Letras”.

Por último, Mónica Pinto comenzó su exposición haciendo referencia a que el hecho de que haya que hablar especialmente de las mujeres “ya es un signo de que estamos en problemas con respecto a la igualdad”. Remarcó que las mujeres están “subrepresentadas” con respecto a los varones, tanto a nivel nacional como dentro de la UBA; la desventaja que la crianza de los hijos representa con respecto a los varones en el tiempo dedicado a la carrera profesional, y la necesidad de herramientas como la Ley de Cupos que ayudan a restablecer las igualdades. “Tenemos la misma capacidad de hacer las cosas bien y de equivocarnos que los varones, pero también tenemos diferencias, y la democracia universitaria va a ser más plena cuando la igualdad sea más plena y tengamos una entrada más fluida dentro de la Universidad”, finalizó.

En el cierre, Catalina Nosiglia destacó lo acompañada que se sentía en este momento, ya que en otras oportunidades le tocó ser la única mujer en diferentes espacios de gestión y valoraba que ahora no fuera así, y compartió con los presentes una imagen de Mario Pascual, que muestra una foto del rostro de la actriz Hayley Mills con la parte superior arrancada, lo que implica la negación del acto de la devolución de la mirada, acto que según ciertos discursos feministas sirve para validar y permitir el dominio del observador masculino sobre el sujeto femenino al que escruta.

La próxima y última actividad del año del Programa la Universidad de Buenos Aires para el Siglo XXI será el panel “Las Tecnologías en la Enseñanza Universitaria: nuevos escenarios, nuevos desafíos”, en el que expondrán la Mariana Maggio (profesora Adjunta de la Facultad de Filosofía y Letras), Laura Mares (secretaria Ejecutiva de la Red Latinoamericana de Portales Educativos) y Horacio Reggini (ex Profesor de la Facultad de Ingeniería). Coordina Luis Bruno (decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo).

El panel se realizará el miércoles 19 de noviembre, a las 18:00, en el auditorio del entrepiso de la sede de Presidente J. E. Uriburu 950. Es una actividad gratuita y no es necesaria la inscripción previa para participar de la misma.

Para más información, ingresar en http://programasiglo21.rec.uba.ar



BUSCADOR



Sitio web diseñado, producido y administrado por la Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación de la UBA