logo del Programa de Derecho Humanos

Día Mundial de la Justicia Social

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad. El tema de este año es "Una transición justa hacia economías y sociedades ambientalmente sostenibles para todos".

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.
La Asamblea General proclamó el 20 de febrero Día Mundial de la Justicia Social, invitando a los Estados a dedicar este día a promover actividades que se ajusten a los objetivos y las metas de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social. En este día se busca apoyar la labor de la comunidad internacional encaminada a erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos.
Durante este año se busca promover una transición justa hacia economías y sociedades ambientalmente sostenibles para todos/as.
“Si queremos crear una prosperidad sostenible, si buscamos «mejorar el bienestar humano y la equidad social, reduciendo significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica», vamos a necesitar una nueva visión de la economía y su relación con el resto del mundo, una visión que esté mejor adaptada a las nuevas condiciones que enfrentamos.”

MARCO NORMATIVO
→ Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales
→ Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer
→ Convención Americana de Derechos Humanos
→ Protocolo Adicional a la Convención Americana de Derechos Económicos, Sociales y Culturales "Protocolo de San Salvador"
→ Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa  >>
→ Declaración de Copenhague sobre Desarrollo Social
→ Programa de Acción de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social

SISTEMA INTERNACIONAL DE PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN
→ Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales
→ Comité para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer
→ Comisión Interamericana de Derechos Humanos
→ Corte Interamericana de Derechos Humanos
→ OIT

MATERIAL AUDIOVISUAL
El informe Kliksberg- Economía social  >>
La crisis económica mundial desde el punto de vista de Bernardo Kliksberg. El economista argentino reflexiona, en veinticinco capítulos, sobre la exclusión, la reconstrucción del estado, la idea del capital social, la ética, la construcción de una economía con rostro humano, entre otros temas. Una mirada estadística y positiva para conocer soluciones posibles.
Duración: 26 minutos

→ OIT, Voices of Youth on Social Justice  >>

NUEVA BIBLIOGRAFÍA
→ Chris Grove, Construir un movimiento global para hacer de los derechos humanos y la justicia social una realidad para todos, SUR – Revista Internacional de Derechos Humanos N°20, junio 2014.  >>
Este artículo sostiene que los derechos humanos son un lenguaje relevante y un marco efectivo para el cambio social, sobre todo cuando se reconoce que han surgido históricamente de las luchas de los movimientos de base y que permanecen íntimamente ligados a las realidades vividas por personas y movimientos a favor de la justicia social de todo el mundo. Si bien proporciona una base para la unidad y la legitimidad moral y política, la defensa de los derechos humanos se enfrenta a relaciones sociales, condiciones económicas y estructuras políticas, desiguales. En este sentido, a quién representamos –en términos de alcance, naturaleza y liderazgo del “movimiento de los derechos humanos”- es una pregunta vital si nuestro objetivo final es hacer de la justicia social una realidad para todos. A pesar de los diferentes roles, perspectivas y localizaciones geográficas, nos reconocemos idealmente como parte de un movimiento común por la justicia social, liderado necesariamente por los pobres, oprimidos, explotados, y otros que se han comprometido en hacer de los derechos humanos una realidad para todos.

→ Feliu Rey, Jorge, Las Empresas Sociales: un nuevo reto para el Derecho de sociedades, Pensar en Derecho N°3, Eudeba, Buenos Aires, Argentina, pp. 183/207.  >>
La sociedad, como fenómeno asociativo, ha sido objeto de intensa atención, debate y replanteamiento a lo largo de estos últimos siglos, que han marcado los hitos de su regulación. En la actualidad, las sociedades, principalmente las capitalistas, están inmersas en un profundo proceso de escrutinio social que está marcando las líneas de un replanteamiento de gran alcance sobre las funciones que deben desempeñar en la sociedad. Consideraciones medioambientales, argumentos de justicia social o sencillamente críticas derivadas del papel de las sociedades en la crisis de las economías capitalistas, se encuentran hoy en la base del debate. En este contexto, en las últimas décadas, han despertado especial atención, desde frentes muy diversos, las denominadas empresas sociales, que son un reflejo claro de ese cambio en la mentalidad de la sociedad, en sus motivaciones, sus intereses y su perspectiva, por tanto, del sistema económico. Como consecuencia de estas nuevas formas de entender el mercado, el jurista debe afrontar el reto de cuestionarse si el Derecho vigente está en condiciones de responder a esas nuevas necesidades, si, en realidad, apuntala un modelo arcaico e inmovilista o si, por el contrario, puede ser el motor impulsor del cambio.

→ OIT, Directrices de política para una transición justa hacia economías y sociedades ambientalmente sostenibles para todos, febrero 2016.  >>