logo del Programa de Derecho Humanos

Día mundial de la salud mental

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades". Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.
El Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra cada año el 10 de octubre, aspira a promover servicios de salud mental accesibles, inclusivos y de calidad para la atención de salud de las personas con trastornos mentales.

MARCO NORMATIVO
→ Constitución Nacional (arts. 41 y 42)
→ Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
→ Convención Americana de Derechos Humanos
→ Protocolo Adicional a la Convención Americana en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales "Protocolo de San Salvador".
→ La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad
→ Convención Interamericana para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad
→ Ley Nº 26.657 sobre Derecho a la Protección de la Salud Mental
→ Ley 26.529 (2009) – Derechos del/la Paciente en su relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud.

SISTEMA DE PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN
→ Relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental
→ El Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales profundiza sobre el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud en la Observación General Nº 14 y la Observación General N º 20 contiene un apartado sobre salud como motivo prohibido de discriminación
→ OMS
→ OPS

BIBLIOGRAFÍA
→ Cassia Maria Rosato y Ludmila Cerqueira Correira, Caso Damião Ximenes Lopes: Cambios y Desafíos Después de la Primera Condena de Brasil por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Revista SUR Internacional de Derechos Humanos, Nº. 15, dic. 2011.  >>
El objetivo de este artículo es presentar un panorama general acerca de la implementación de las medidas expresadas en la sentencia que condenó a Brasil, en 2006, en el caso Damião Ximenes Lopes, primer caso brasileño juzgado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que discute la responsabilidad internacional por violación de derechos humanos. A través de documentos oficiales, artículos y opiniones, este artículo retoma el historial del caso, además de trazar el recorrido de Brasil en el cumplimiento de la sentencia y sus consecuencias para las políticas públicas de salud mental en el país.

→ Croxatto Guido Leonardo, La Salud Mental (en la Argentina): Dos Paradigmas en Pugna, Lecciones y Ensayos, Nro. 90, 2012, . ps. 255-276.  >>
En el presente trabajo se analiza una relectura crítica de la institución de la “discapacidad” en el Derecho Civil argentino a la luz de los nuevos paradigmas en materia de salud mental que tienden a restablecer a los sujetos (mal llamados “discapacitados o “incapaces”) en su dignidad y su autonomía, entendiendo que la discapacidad más que una enfermedad o limitación de la persona, (como a menudo se la ha visto) es una barrera que traza la misma sociedad que luego, a través del derecho, discapacita (declara discapacitada) a la persona. Se sostendrá que la discapacidad encarna una contradicción del derecho. En este marco, se analiza una propuesta de cambio a partir de un nuevo modelo social (en reemplazo del modelo tutelar del Código Civil argentino, que ha demostrado que la “tutela” es un modelo vertical que tiende a silenciar y aislar a quienes más necesitan ser escuchados) que pone en el centro el pleno respeto de la dignidad y de la autonomía de las personas usuarias de servicios de salud mental. Se analiza el rol del curador provisorio en los juicios de insania, planteando el interrogante de si debe actuar como un abogado de la persona (Kraut) o como un auxiliar del juez (Llambías), acentuando en esos casos el carácter vertical (tutelar) de estos procesos (que asimilan el proceso jurídico a una parte del tratamiento médico) y en consecuencia, el aislamiento y el silenciamiento de la persona que más necesita ser escuchada durante el proceso judicial: el presunto “incapaz”. La conclusión es que el Derecho Civil debe abandonar la figura de la discapacidad porque discapacitando no ha “protegido” ni “recuperado” a los “incapaces”, sino que los ha aislado, silenciado, matado y anulando como personas (muchas veces, al solo efecto de resguardar un patrimonio). Para el derecho ya no puede haber discapacitados ni incapaces. Solo personas. Se demostrará que la discapacidad es una institución incompatible con un enfoque de derechos humanos.

Vidas arrasadas. La segregación de las personas en los asilos psiquiátricos argentinos, Un Informe sobre Derechos Humanos y Salud Mental en Argentina, s. - 1a ed. - Buenos Aires: Siglo XXI Editores Argentina, 2008.  >>
Vidas arrasadas: La segregación de las personas en los asilos psiquiátricos argentinos, es el resultado de una investigación de más de tres años realizada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y Mental Disability Rights Internacional (MDRI). El trabajo conjunto de ambas organizaciones en asilos y hospitales de distintas regiones del país permitió documentar las sistemáticas violaciones de derechos humanos a las que son sometidas las 25.000 personas recluidas en estas instituciones. En la mayoría de los casos se trata de “pacientes sociales”, a los que no se les ofrecen alternativas para desarrollar su vida fuera de la institución y deben permanecer asilados por períodos prolongados sin contar con la asistencia médica, psiquiátrica, psicosocial o legal que podría poner fin a su encierro
Entre junio de 2004 y julio de 2007 los equipos de trabajo del CELS y MDRI visitaron numerosas instituciones para personas con discapacidades psiquiátricas e intelectuales en la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Santiago del Estero, Río Negro y San Luis. Además, se realizaron entrevistas con funcionarios, profesionales, personas institucionalizadas, familiares y miembros de organizaciones de la sociedad civil. Durante la investigación se registraron situaciones de abuso y negligencia en instituciones psiquiátricas públicas, así como condiciones insalubres y graves amenazas para la seguridad de las personas.
Las condiciones de detención son, en sí mismas, enloquecedoras e implican, en muchos casos, detención en celdas de aislamiento, violencia física y sexual sobre los detenidos por parte de los cuidadores y ausencia de condiciones higiénicas que garanticen una vida digna. Los medicamentos son utilizados con frecuencia como instrumento de castigo o sedación de las personas y el propio encierro se vuelve letal en muchas instituciones. La segregación que padecen las personas asiladas impide su rehabilitación y contribuye a incrementar su discapacidad, agudizando el padecimiento y la exclusión.

MATERIAL AUDIOVISUAL
En el medio de la ley - Salud mental. Canal Encuentro.  >>
La Ley Nacional de Salud Mental N.º 26657 reconoce la autonomía de las personas con padecimiento mental y su capacidad para decidir sobre lo que desean, y recomienda la internación como un recurso terapéutico solo en situaciones excepcionales y en hospitales generales. Gisela Busaniche profundiza en esta ley y en ese importante cambio de enfoque acerca del concepto y el tratamiento de enfermedades mentales.
Duración: 26 minutos

Salud mental en la comunidad - La experiencia de Chile, PAHO.  >>