logo del Programa de Derecho Humanos

Día mundial de la Justicia Social

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.
La Asamblea General proclamó el 20 de febrero Día Mundial de la Justicia Social, invitando a los Estados a dedicar este día a promover actividades que se ajusten a los objetivos y las metas de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social. En este día se busca apoyar la labor de la comunidad internacional encaminada a erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos.

Nueva visión para la economía
“El mundo ha cambiado drásticamente. Ya no vivimos en un mundo deshabitado, con relativamente pocos seres humanos con sus utensilios. Ahora vivimos en la «era del Antropoceno», en un mundo colmado, en el cual la actividad humana está alterando drásticamente sus sistemas ecológicos de subsistencia. Nuestros conceptos y modelos económicos tradicionales fueron desarrollados en un mundo vacío. Si queremos crear una prosperidad sostenible, si buscamos «mejorar el bienestar humano y la equidad social, reduciendo significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica», vamos a necesitar una nueva visión de la economía y su relación con el resto del mundo, una visión que esté mejor adaptada a las nuevas condiciones que enfrentamos.
Vamos a necesitar una economía que respete los límites del planeta, que reanude la dependencia del bienestar humano con las relaciones sociales y la justicia, y que reconozca que el objetivo final es el bienestar humano real y sostenible, no sólo el crecimiento del consumo material.
La nueva visión reconoce que la economía está integrada en una sociedad y cultura que a su vez están integradas en un sistema ecológico vital, y que la economía no puede crecer para siempre en este planeta finito.

MARCO NORMATIVO
→ Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales
→ Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer
→ Convención Americana de Derechos Humanos
→ Protocolo Adicional a la Convención Americana de Derechos Económicos, Sociales y Culturales ¨Protocolo de San Salvador¨
→ Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa >>
→ Declaración de Copenhague sobre Desarrollo Social
→ Programa de Acción de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social

SISTEMA INTERNACIONAL DE PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN
→ Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales
→ Comité para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer
→ Comisión Interamericana de Derechos Humanos
→ Corte Interamericana de Derechos Humanos
→ OIT

MATERIAL AUDIOVISUAL:
→ Roberto Gargarella: Entrevista sobre su libro "De la injusticia penal a la justicia social" Primera parte >>  Segunda parte >>

→ Para OIT la seguridad social es el eje de la justicia social >>
Así lo informó el organismo internacional, al tiempo que sostuvo que ha adoptado medidas que promueven su cobertura a la mayoría de los trabajadores, lo notificó en el encuentro que mantiene en Ginebra en la 100ª conferencia Anual


NUEVA BIBLIOGRAFÍA
→ François Dubet, Repensar la justicia social contra el mito de la igualdad de oportunidades, 1ra edición, Buenos Aires, siglo XXI editores, 2011. >>
Hay quienes piensan que el mejor modo de trabajar por la justicia social es procurar la igualdad de posiciones, esto es, redistribuir la riqueza y asegurar a todos un piso aceptable de condiciones de vida y de acceso a la educación, los servicios y la seguridad. Y hay quienes piensan que lo importante es garantizar la igualdad de oportunidades, de manera que cada uno coseche logros de acuerdo con sus méritos, en el marco de una competencia equitativa. O se apuesta a un sistema solidario, en el que es central el papel del Estado, o se apuesta al libre juego de la iniciativa privada.
Nadie podría estar en contra de estos modelos, ya que una sociedad democrática debería combinar la igualdad fundamental de todos sus miembros y las “justas inequidades” que surgen del esfuerzo y el talento personales. Sin embargo, los responsables de la acción política deben dar prioridad a uno u otro. De entrada, François Dubet alerta contra la trampa de la igualdad de oportunidades, que es hoy el discurso hegemónico. Aun cuando responda al deseo de movilidad de las personas, profundiza las desigualdades y puede conducir a la lucha de todos contra todos. En teoría, el hijo de un obrero tiene las mismas posibilidades de acceder a un puesto jerárquico que el hijo de un ejecutivo y, si fracasa en el intento, se atribuirá ese resultado a razones puramente individuales; en los hechos, entre las condiciones de vida de uno y otro, la distancia es tan honda que se vuelve infranqueable.
Decidido a instalar un debate serio, Dubet defiende el “modelo de las posiciones”, porque atenúa las brechas entre los diferentes estratos sociales. Analizando el ámbito de la escuela, la situación de la mujer y las minorías, este brillante ensayista plantea la necesidad de una reconstrucción intelectual de la izquierda, que debe atreverse a traducir principios en programas y a interpelar a quienes se sienten ajenos a la cosa pública.

→ OIT, Seguridad social para la justicia social y una globalización equitativa. Discusión recurrente sobre la protección social (seguridad social) en virtud de la Declaración de la OIT relativa a la justicia social para una globalización equitativa, 2011. Conferencia Internacional del Trabajo, 100.a reunión, 2011. >>
En el informe encontrarás:
a) un examen de la situación actual de la seguridad social en el mundo;
b) una determinación de los principales desafíos que afronta la seguridad social;
c) un panorama general de las respuestas nacionales y de la OIT a dichos desafíos, y
d) sugerencias para orientar la acción futura de la OIT.

→ Atilio A. Boron, Justicia sin capitalismo, capitalismo sin justicia. Una reflexión acerca de las teorías de John Rawls, Ponencia presentada a las Primeras Jornadas UBA/USPde Teoría Política. São Paulo, Brasil, 14/15 de setiembre de 2000, pp. 139/162. >>

→ Javier Murillo Torrecilla y Reyes Hernández Castilla, Hacia un concepto de justicia social, Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación (2011) - Volumen 9, Número 4, pp. 8/23.  >>