logo del Programa de Derecho Humanos

Día Mundial del Agua

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo. Este año, nos concentramos en el desperdicio del agua y en cómo reducir y reutilizar hasta un 80% del agua que malgastamos en nuestras casas, ciudades, industrias y agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente y perdiendo nutrientes valiosos.

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

La creación de un Día Internacional dedicado al Agua fue recomendado durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 en Río de Janeiro. La Asamblea General de las Naciones Unidas respondió a dicha recomendación designando el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua.

El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

La humanidad necesita agua
Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca.

El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo cola o trasladándose a fuentes lejanas, así como a hacer frente a problemas de salud debido al consumo de agua contaminada.

¿Por qué desperdiciar agua?
Este año, nos concentramos en el desperdicio del agua y en cómo reducir y reutilizar hasta un 80% del agua que malgastamos en nuestras casas, ciudades, industrias y agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente y perdiendo nutrientes valiosos.

Necesitamos aumentar la recolección y tratamiento de las aguas residuales y reciclarlas de una forma segura. Al mismo tiempo, necesitamos reducir la cantidad de agua que contaminamos y malgastamos para ayudar a proteger el medio ambiente y los recursos hídricos.

Datos destacados

→ Mundialmente, más del 80% de las aguas residuales que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada.
→1800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por material fecal, poniéndolas en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio. El agua no potable, y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842 000 muertes al año.
→Las oportunidades de explotar las aguas residuales como un recurso son enormes. El agua tratada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible de agua y energía, así como para obtener nutrientes y otros materiales recuperables.


MARCO NORMATIVO
El artículo 41 de la Constitución Nacional establece que todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras.
→ Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación >>
→ Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales
→ Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (art. 14 párrafo 2)
→ Convención sobre los Derechos del Niño (Art. 24 párrafo 2)
→ Constitución Nacional (art. 41)
→ Ley 25.688 Régimen de Gestión Ambiental de las Aguas. Ley de presupuestos mínimos.
→ Ley 25.675 de Política Ambiental Nacional


SISTEMAS DE PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN
→ Te contamos que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, profundizó la temática del derecho al agua en la Observación General No. 15
→ ¿Sabías que en Naciones Unidas hay una Relatora especial sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento?
→ Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)
→ UNESCO
→ OMS
→ FAO


BIBLIOGRAFÍA NUEVA
Acceso al agua en las Américas, una Aproximación al Derecho Humano al agua en el Sistema Interamericano, Informe Anual 2015. <
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha analizado como el acceso al agua es necesario para satisfacer derechos fundamentales como el derecho a la vida e integridad personal, y que resulta esencial asegurar el acceso al agua sin discriminación.
En ese contexto, durante 2015, la CIDH recibió información que consideró alarmante con respecto al acceso, la calidad y la disponibilidad del agua en las Américas. En efecto, el 23 de octubre de 2015, la CIDH celebró una audiencia sobre “Derechos Humanos y el Agua en América” solicitada por un gran número de organizaciones de la sociedad civil, entidades académicas, despachos jurídicos y comunidades y personas directamente afectadas del hemisferio. En la referida audiencia y en vista de la información presentada con respecto a las problemáticas relacionadas al acceso al agua en las Américas, los peticionarios solicitaron a la CIDH reafirmar el acceso al agua como derecho humano y emplear sus herramientas de trabajo (promoción, monitoreo y protección) para su protección en las Américas.
A continuación compartimos un informe que analiza a fondo esta cuestión. >>

Elizabeth Salmón G., El Derecho Humano al Agua y los Aportes del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, Universitas, Revista de Filosofía, Derecho y Política nº 16, julio 2012, pp. 245-268. 
El derecho humano al agua no se encuentra regulado en ningún instrumento vinculante de derecho internacional. Sin embargo, ello no ha impedido que, por interpretación, los sistemas de protección de derechos humanos hayan desarrollado en su jurisprudencia un conjunto de estándares relacionados a este derecho. En el sistema interamericano, estos estándares se construyeron, principalmente, sobre la interpretación de cuatro derechos civiles y políticos: propiedad, vida, integridad e igualdad y no discriminación. Los estándares desarrollados se adecúan al contexto interamericano y especialmente, a la protección de algunos grupos en situación de vulnerabilidad del continente, como los pueblos indígenas, las personas privadas de libertad o las personas en situación de pobreza o exclusión estructural. >>

Silvia Bertazzo, La Tutela del acceso al agua potable en el Derecho Internacional. <
En atención a los problemas de contaminación y al estrés hídrico que se dan actualmente (y que repercuten en la salud y en las condiciones de vida de las personas) se considera relevante analizar el tema del acceso al agua potable a la luz del Derecho Internacional Público, con el fin de identificar las bases jurídicas para la tutela de las demandas de agua para el consumo humano. En particular, se analizarán los principales convenios internacionales sobre derechos humanos y gestión de los recursos hídricos, los documentos no vinculantes ("soft law") que se refieren al acceso al agua potable y la jurisprudencia internacional, en particular modo la de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. A través de este trabajo se quiere demonstrar que en el Derecho internacional existen normas que protegen la satisfacción de las demandas humanas de agua potable y otras que incluso reconocen el acceso al agua potable como un derecho humano. >>


CASOS DE EJERCITACIÓN
Te proponemos algunos ejercicios basados en casos reales, en los que podrás conocer distintos cursos de acción posibles y posturas en relación a un mismo tema o hecho, así como bibliografía y referencias que colaboran en el esclarecimiento del debate en cada oportunidad.

Derechos Humanos y medio ambiente:
Aunque en los últimos años se produjeron importantes avances, el derecho a un medio ambiente sano no siempre es conocido y reconocido como un derecho humano esencial. Es, sin embargo, vital y su presencia está íntimamente relacionada con la posibilidad de ejercicio de muchos otros derechos, como el derecho a la salud, al agua, o a la protección en el caso de comunidades en situación de vulnerabilidad.(Investigación de materiales vinculados a la situación de Villa Inflamable, ubicada en la Cuenca Matanza - Riachuelo) >>


MATERIAL AUDIOVISUAL
El informe Kliksberg - Agua potable: la desigualdad más peligrosa <
El economista argentino Bernardo Kliksberg analiza las principales problemáticas del mundo actual a la luz de dos de los capitales más urgentes de la humanidad: la ética y la solidaridad. La exclusión, la reconstrucción del Estado, la idea del capital social, la construcción de una economía con rostro humano, las apuestas por la educación, la responsabilidad en el ambiente empresario, la función social del arte, el cooperativismo y muchos otros temas. Una mirada estadística y positiva para conocer soluciones posibles.
Duración: 26 minutos >>