Documento sin título
  Jueves 02.10.14
  · 17° Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel
  · Rinitis Alérgica
  · Tabaquismo en Argentina
  · Vertigo
  · Las grasas trans proscriptas
  · Drogadicción
  · La problemática acerca del uso indebido de drogas
  · Síndrome Metabólico
  · Dengue: conocer es prevenir
  · Día Internacional de la Mujer
  · El Glaucoma
  · Ambientes libres de humo
  · la diabetes mellitus
  · la osteoporosis
  · alimentación y salud
  · importancia del cepillado de dientes
  · Sustancias que crean adicción
  · tabaquismo en estudiantes de la UBA
  · las cefaleas
  · prevención de la brucelosis
  · bruxismo
  · prevención en diabetes
  · día nacional del donante
  · violencia: un grave problema en la   actualidad
  · tabaquismo
  · hepatitis A
  · lactancia materna
  · trastornos de la conducta alimentaria
  · colesterol: un enemigo invisible
  · el virus de la gripe
   
   
 
     
    Consejos para evitar la gripe  
   



La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa, causada por el virus influenza. Si bien se trata de una enfermedad que suele ser leve, existen formas más severas que ocurren en determinadas personas de riesgo.

La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la gripe sin complicaciones, pero algunas, como las de edad avanzada, los niños de corta edad y quienes poseen enfermedades previas, tienen un mayor riesgo de complicaciones serias a consecuencia de la gripe. En algunos casos, estas complicaciones pueden llevar al fallecimiento.


¿Cómo podemos prevenir la gripe?

La mejor manera de prevenirla es la vacunarse cada otoño. Las vacunas son elaboradas teniendo en cuenta los diferentes tipos – denominados subtipos- de los virus influenza que se encuentran en circulación a nivel mundial. Esto se logra mediante un sistema de vigilancia registrado por más de 100 centros centinelas distribuidos en todo el planeta.

Podría ocurrir – como se viene anticipando a lo largo del año- que en un momento dado se produzcan mutaciones del virus de la influenza A y que esto derive en un contagio masivo a nivel mundial. En estos casos las vacunas actualmente disponibles no serían de utilidad.

Mientras tanto, las vacunas con las que contamos en nuestro país en la actualidad son las adecuadas y su aplicación está altamente recomendada.


¿Quiénes deben recibir la vacuna antigripal?
- Los niños de 6 meses a 23 meses de edad.
- Las personas de 65 años de edad en adelante.
- Las personas de 2 años de edad en adelante que tienen enfermedades   subyacentes a largo plazo (enfermedades del corazón o del pulmón,   enfermedades metabólicas como la diabetes, enfermedades del riñón, trastornos   de la sangre o el sistema inmunológico debilitado) .
- Las mujeres que estarán embarazadas durante esta temporada de la gripe.
- Las personas que viven en asilos de ancianos u otros sitios de cuidados a largo   plazo.
- Las personas que tienen entre 6 meses y 18 años de edad, y que toman aspirina   todos los días.
- El personal de atención médica que atiende a pacientes.
- Las personas que tienen o cuidan a un bebé menor de 6 meses de edad.
  (No se debe vacunar contra la gripe a bebés menores de 6 meses de edad).

Pero… ¿sólo vacunándonos podemos prevenir al gripe?

No. Además de la vacunación existen otras medidas para prevenir la gripe:


Medicamentos antivirales


Se han aprobado tres medicamentos antivirales (amantadina, rimantadina y oseltamivir) para ser usadas en la prevención de la gripe. Estos medicamentos se pueden obtener sólo con receta y se debe consultar a un médico, antes de tomarlos. Es importante señalar que se trata de remedios bastante costosos, que no se encuentran al alcance de muchos, y que su uso no es de ningún modo fundamental para prevenir el contagio.


Medidas de higiene y convivencia


Las siguientes medidas pueden ayudar a evitar la propagación de enfermedades respiratorias como la gripe, y son mucho más baratas que los medicamentos.

Estas son las principales:
- Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo descartable cuando tosa o estornude,
  y tire el pañuelo después de usarlo.
- Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de   toser o estornudar. Si no está cerca de una fuente de agua, use un desinfectante   de manos a base de alcohol.
- Haga todo lo posible por mantenerse alejado de las personas enfermas.
- Si adquiere una gripe u otra enfermedad viral estacional, no vaya a la escuela ni   al trabajo.
- Si está enfermo, no se acerque a otras personas para evitar contagiarlas.
- Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Ésta es la manera como a   menudo se propagan los gérmenes.


¿Qué hacer si nos engripamos?


Descansar mucho, tomar mucho líquido y dejar de fumar. También puede tomar medicamentos que se venden sin receta para aliviar los síntomas de la gripe (pero evite el administrarle aspirina a niños o jóvenes con síntomas de gripe, especialmente si tienen fiebre).

Si usted o alguna persona de su entorno se encuentra dentro del grupo de riesgo de padecer complicaciones por la gripe – ver arriba- , debe consultar a su médico en cuanto comiencen los síntomas. Debemos recordar que entre las personas más propensas a complicaciones están las de 65 años de edad en adelante, las que tienen afecciones médicas crónicas, las mujeres embarazadas y los niños pequeños.


¿Cuáles son las señales de emergencia?


Hay algunas “señales clave de emergencia” que requieren atención médica inmediata.

En los niños, algunas de las señales que sugieren la necesidad de una atención médica inmediata son:
- Respiración rápida o dificultad para respirar.
- Color azulado en la piel.
- Poco consumo de líquidos.
- Apatía, reducción de la actividad habitual.
- Molestias generalizadas.
- Empeoramiento de la tos.
- Fiebre con sarpullido.

En los adultos, algunas de esas señales son:
- Dificultad para respirar o falta de aliento.
- Dolor o presión en el pecho o abdomen.
- Mareo repentino.
- Confusión.
- Vómitos fuertes o persistentes.


¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

La gripe generalmente empieza de manera brusca y se acompaña del siguiente cuadro clínico:
- Fiebre (por lo general alta).
- Dolor de cabeza.
- Cansancio (en ocasiones muy intenso).
- Tos.
- Dolor de garganta.
- Secreción o congestión nasal.
- Dolores musculares y articulares en todo el cuerpo.
- Con menos frecuencia, diarrea y vómitos, especialmente en los niños.


¿Cuáles son los riesgos de la gripe?

La mayoría de las personas que contraen una enfermedad gripal no van a sufrir mayores complicaciones que las molestias ocasionadas por el malestar general, la necesidad de reposo y pérdida de sus actividades habituales (estudio, trabajo, deportes y recreación… lo que no es poca cosa).

En cambio, las personas de edad más avanzada, o que tienen previamente problemas renales, hepáticos, inmunológicos, cardíacos, respiratorios, nutricionales o diabetes – entre los más importantes- , pueden desarrollar una neumonía bacteriana, o empeorar sus enfermedades crónicas como la insuficiencia cardíaca congestiva, el asma y la diabetes. Además, tanto los niños como los adultos pueden contraer sinusitis e infección de oídos.


¿Cómo se contagia la gripe?


La gripe se propaga a través de gotitas respiratorias que son liberadas al ambiente al toser y al estornudar. En la inmensa mayoría de los casos el contagio ocurre de persona a persona. Sin embargo, en ocasiones, es posible que una persona se infecte al tocar algo que contiene el virus y tocarse luego la boca o la nariz.

Los adultos pueden infectar a otras personas entre un día antes de que se presenten los síntomas hasta una semana después de contraer la enfermedad. Por lo tanto, uno puede contagiar o contagiarse aún sin conocer la fuente de transmisión del virus.

Recuerde: Ante la aparición de algunos de estos signos o síntomas, no deje de buscar atención médica en forma inmediata.


Conclusiones


La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que, en la mayoría de los casos, es verdaderamente molesta pero no complicada. Existe un grupo de personas de riesgo que sí puede presentar una mala evolución.
Por eso, no deje de vacunarse – en particular si usted pertenece a algún grupo de riesgo-, cumpla las medidas higiénicas para evitar los contagios, y consulte al médico ante cualquier duda o sospecha de complicación.




Nota escrita por el doctor Gabriel Levy Hara, médico infectólogo, para la Dirección de Salud y Asistencia Social.

 
         
  uba:salud > difusión > sustancias que crean adicción