Noticias

La UBA un clave 2030: el Programa de Voluntarios ONU y los ODS

El pasado martes 24 de septiembre, la Facultad de Ciencias Económicas fue anfitriona de un evento cargado de pasión y solidaridad. Allí la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Universidad de Buenos junto con la Cátedra Sur Sur y Voluntarios ONU (UNV), llevaron a cabo el taller “El rol del programa de voluntarios ONU en los ODS”.

La UBA un clave 2030: el Programa de Voluntarios ONU y los ODS
El panel disertante, compuesto por Jessica Braver, líder del Equipo Oficina del Coordinador Residente de Naciones Unidas en Argentina; Iván Bigas, Director General de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la UBA y Paula Mórtola, Oficial del Programa Voluntarios de Naciones Unidas Argentina, destacó la importancia del voluntariado ONU para la aplicación de los Objetivos de desarrollo Sustentable (ODS) enmarcados en la Agenda 2030 de dicho organismo internacional ante decenas de jóvenes y autoridades que colmaron el auditorio.
“Argentina fue fundadora del organismo de Naciones Unidas en 1945, y desde entonces se mantuvo activa en la creación de programas de derecho público internacional, derechos humanos, en el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), UNICEF y en la ayuda a refugiados”, expresó Jessica Braver ante un atento auditorio al dar comienzo a su exposición.

Un marco estratégico de cooperación entre ONU y Argentina, refrendado en 2015, dio sustento al apoyo del Sistema de UN, en el logro de las metas de desarrollo nacional en concordancia con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus 169 metas, que componen la Agenda 2030. 

      
Fue sideral el avance registrado desde la aprobación de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio, por parte de Naciones Unidas, hasta alcanzar una agenda enfocada en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptada por cada uno de los 198 países que participan en la ONU, explicó la funcionaria.

De esta manera, se evolucionó desde un sistema de cooperación de los países más ricos a los más pobres, con una agenda común de objetivos focalizados en lo social, básicamente en la lucha contra el hambre, educación, salud, mortalidad infantil, hasta la actual. Los nuevos objetivos incluyen el rediseño de políticas públicas, apuntadas a fortalecer la institucionalidad, atender a los problemas de violencia, ambiente, desarrollo económico e inversión. Una nueva agenda adoptada en todos los países, y no sólo en los de menor desarrollo, atravesada por los derechos humanos en todas las áreas. 
 
En Argentina, la ONU coopera en materia de Desarrollo Económico Inclusivo y Sostenible, Protección y acceso universal a servicios esenciales, Ciudadanía y Promoción de los Derechos Humanos, Medio Ambiente y Cooperación para el Desarrollo Sustentable, a través del apoyo del ente coordinador, el Consejo Nacional Coordinador de Políticas Sociales (CNCPS), cooperando en la difusión, adaptación, localización y aceleración de los ODS, mediante asistencia técnica, actividades de difusión, desarrollo de materiales, herramientas de innovación.

 

La Universidad en clave 2030
 
Por su lado, Iván Bigas, comentó que este tipo de eventos son parte de las acciones que la Secretaría de Relaciones Internacionales viene llevando a cabo sistemáticamente con el objetivo de incentivar al estudiantado a pensar sus acciones cotidianas en clave Agenda 2030. La Cátedra Sur Sur UBA/ ONU, de reciente creación, permite la vinculación directa de la Universidad con los organismos de Naciones Unidas, lo que potenciará el aporte a la cooperación que la UBA viene realizando en el área de extensión universitaria. Se proyectan actividades académicas y de investigación, así como el registro de acciones no contabilizadas en el marco de la Agenda 2030.

El programa del voluntariado para que no quede nadie atrás
 
El Programa del Voluntariado de Naciones Unidas (UNV), creado en los años ‘80, contó en sus inicios con 35 voluntarios, mientras que en la actualidad la cifra trepa a 7000 en todo el mundo, de los cuales el 80% pertenece al sur global y representan una edad promedio de 33 años. “A partir del desarrollo de este programa se busca fortalecer la aplicación de los ODS en el territorio” explicó Paula Mórtola, frente a un auditorio del que participaron voluntarios de UBA que colaboraron en la reunión PABA+ 40, que se desarrolló recientemente en Buenos Aires.

El sistema de voluntariado, que permite trabajar en todos los ámbitos y en cualquier franja etaria, contempla el traslado, manutención y salud de sus participantes, que trabajan a tiempo completo en el período acordado, tanto en territorio nacional como en el extranjero.  Incluso existe un voluntariado en línea.

Más información
vmam.unv.org
www.unv.org
www.onlinevolunteering.org
 
Con gran entusiasmo en el auditorio, el evento finalizó con una foto grupal y con la certeza de que los jóvenes serán la llave por la cual el programa de voluntariado incrementará su presencia en la región.

Compartimos la presentación de Jessica Braver, líder del Equipo Oficina del Coordinador Residente de Naciones Unidas en Argentina.