Logo de la Universidad de Buenos Aires

NOTICIAS

Imagen ilustrativa UBAHOY
|

Cómo aprender con el juego

El experto Alex Games brindó una conferencia en el marco de las actividades el Programa "La Universidad de Buenos Aires para el Siglo XXI". El juego es una forma fundamental de expresión del espacio humano” explicó

Imagen de la noticia Cómo aprender con el juego

El 2 de junio se realizó la conferencia “Gamification en Educación” brindada por Alex Games, profesor adjunto de la Universidad Estatal de Michigan y Administrador de Programas de Aprendizaje y Motivación Organizacional. 

 

Experto en aprendizaje, cognición e instrucción, Games propuso estrategias de aprendizaje novedosas a través de lo que denomina “Ludoaprendizaje”, combinando diseño e investigación y exponiendo los casos de éxito de grandes empresas. El juego, explicó, le agrega la cuota de personalización al ejercicio de aprender; y a través de éste, incrementa la capacidad de ser creativos, de querer explorar en los estudiantes. Asimismo, analizó las posibilidades que el gaming (acto de jugar específicamente juegos electrónicos) puede aportar.

 

“El juego es una forma fundamental de expresión del espacio humano” explicó, y agregó “es necesario establecer una conexión emocional con la experiencia de aprendizaje, que es la que obtenemos al cambiar, hacer algo nuevo”.

 

La conferencia convocó a personas interesadas por estas temáticas; educadores, investigadores, programadores, expertos en organización laboral, entre otros. La pertinencia de su exposición en el marco del ciclo de charlas que la Universidad viene organizando estuvo dada por su particular enfoque en los nuevos modos de aprender de los jóvenes en el Siglo XXI; modos que parecen estar transformando sus bases, pasando a ser más interactivo y personal. Según Alex Games, esas transformaciones van dándose a partir de la posibilidad de cambiar los comportamientos a la hora de relacionarse con un objeto de estudio, incorporando elementos que según él han sido olvidados, como la curiosidad y las ganas de investigar y que tienen su origen en espacios de aprendizaje informal, como es el de los videojuegos. 

 

“Son las propias características del juego y las habilidades que los jugadores deben ir desarrollando para cumplir con sus objetivos las que pueden llegar a cambiar los modos en que los jóvenes se vinculan con aquello que deben aprender” afirmó Games. Esas características, que bien podrían pasar desapercibidas para los propios jugadores, como el sistema de recompensas y la organización y distribución de tareas dentro de las propias comunidades que allí se generan, son identificadas como estímulos para que los jóvenes desarrollen un aprendizaje más consciente y comprometido, “porque-culmina-en el ámbito del aprendizaje, nuestro objetivo es  preparar a los estudiantes para que sean ciudadanos productivos en el futuro”.