Logo de la Universidad de Buenos Aires

NOTICIAS

Imagen ilustrativa UBAHOY
| INVESTIGACIÓN

No hay planeta B

Evguenia Alechine es una joven científica argentina, formada en la UBA. Será una de las 95 mujeres en ciencia que viajarán a la Antártida durante tres semanas, con el fin de generar conciencia en torno al cambio climático.

Imagen de la noticia No hay planeta B

Evguenia siempre soñó con cambiar el mundo. Cuando logró su doctorado en bioquímica, sintió que debía ir más allá del ámbito académico y tras una larga búsqueda, hoy es una de las 1000 mujeres líderes que conformarán una red internacional  cuyo objetivo es salvar nuestro planeta.

La joven científica formada en la Universidad de Buenos Aires será parte de la  4ta cohorte que participa de un proyecto que en 10 años creará una red de 1,000 mujeres que colaborarán para enfrentar el cambio climático y proteger la naturaleza.

Bajo el lema “La madre naturaleza necesita a sus hijas” y en el marco del programa Homeward Bound, 95 científicas de todo el mundo conformarán esta iniciativa de liderazgo para mujeres que buscan hacer realidad un verdadero cambio climático. El 22 de noviembre de este año, partirán desde Ushuaia a la Antártida, una de las regiones más vulnerables al cambio climático. 

“El vínculo entre los científicos y la gente está roto”

La preocupación de Evguenia y de las científicas que son parte de este proyecto es porque como profesionales, “Cada vez más presenciamos desastres naturales y especies en extinción debido al cambio climático. Sabemos cuál es el problema, existe la ciencia y conocemos las soluciones. También está la tecnología para producir el cambio, pero, por alguna razón, el mensaje no está llegando de una manera que afecte el comportamiento de las personas y genere un cambio real. El vínculo entre los científicos y la gente, está roto”, sentenció Alechine.

Buscando un camino o la forma de generar un cambio en su vida y en la vida de los demás, la joven científica, se dedicó durante los últimos años a la comunicación científica: “He estado traduciendo el conocimiento científico a las personas de manera que genere un impacto en su comportamiento y mejore su salud. Como una apasionada comunicadora científica, siento la necesidad de ser el puente entre la ciencia y las personas, para traducir los complejos resultados científico a soluciones cotidianas aplicables”.

Mujeres líderes

A pesar de que representan el 45% de la fuerza laboral mundial, las mujeres no suelen ocupar posiciones de liderazgo, por eso, llama la atención que quienes se pondrán a la cabeza y quienes ya forman parte de este proyecto global, sean las mujeres. “Esto es a pesar de que las mujeres comprenden el 57% de los graduados universitarios recientes”, aclaró Evguenia.

Las mujeres que viajan tienen desde 20 hasta 70 u 80 años, y la manera en la que van a poder aportar es completamente diferente en cada caso. “Yo me enganché desde el lado de la comunicación y de mis ganas de generar un mundo mejor –contó Evguenia-. “Viajé mucho estos últimos años y vi pobreza, lugares que están desapareciendo, otros que se están deforestando, los polos que se están derritiendo, y mucha falta de conciencia, pero también vi y viví cosas hermosas y quisiera que el día de mañana mis hijos pudieran vivir en un mundo sano que nos pueda aportar el agua, el aire, los nutrientes que necesitamos. Ese es el mundo que quiero para el futuro”.

“No hay planeta B, eso es claro. Lo que tenemos que hacer para cambiar de rumbo ya se sabe. La ciencia está. La tecnología está. El verdadero problema es no encontrar soluciones; debemos saber comunicar los mensajes clave de la ciencia y la tecnología a las personas de manera que inspiren un cambio real”, finalizó Alechine, quien será la única argentina que este año, viajará a la Antártida buscando cambiar el mundo.

Para conocer más y colaborar con el propósito de Evguenia

instagramtwitter