Logo de la Universidad de Buenos Aires

NOTICIAS

Imagen ilustrativa UBAHOY
| EXTENSIÓN

Programa de alto rendimiento deportivo en la UBA

A partir del 2020 los alumnos y alumnas de la Universidad que sean deportistas de alto rendimiento y miembros que compitan en delegaciones y federaciones, tendrán un régimen especial de cursada para poder llevar a cabo lo académico sin detrimento de lo deportivo.

Imagen de la noticia Programa de alto rendimiento deportivo en la UBA

Desde comienzos de la gestión actual de la Universidad de Buenos Aires, la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil viene trabajando en insertar nuevamente a la UBA tanto en el deporte universitario nacional como en el internacional, a partir de valorar a sus destinatarios como sujetos de derecho deportivo y tratando de brindarles las mejores condiciones para su desarrollo.

En ese sentido, presentaron ante el Consejo Superior, un Programa para Estudiantes Deportistas de Alto Rendimiento y Miembros de Delegaciones que participen en Competencias, destinado a estudiantes de grado de todas las unidades académicas de la UBA, incluyendo a los alumnos del CBC.

Este programa, aprobado en noviembre de 2019 por el Consejo Superior, establece la necesidad de un régimen especial para aquellos estudiantes deportistas de alto rendimiento que necesiten tiempos y reglas que se adapten a las necesidades que el deporte o las competencias así lo requieran para facilitarles la compatibilidad entre el entrenamiento deportivo, las competencias y la formación universitaria. El mismo, establece un reglamento único especial en el que se les facilita un régimen de cursada, de evaluación y de asistencia que responda a sus necesidades deportivas garantizando siempre la calidad de su formación.

El rector Barbieri explica “Como institución educativa de excelencia, la UBA debe promover, difundir y preservar la cultura, y el deporte, forma parte de las expresiones culturales de una sociedad. Es por eso que desde la universidad queremos colaborar activamente en el desarrollo de los deportistas que participan como representantes de las federaciones deportivas reconocidas o como miembros de las organizaciones del deporte”.

“Pero, además tenemos la obligación –remarcó– de promover la formación académica de deportistas de alto rendimiento, así como a los miembros de las delegaciones respectivas, y enriquecer con sus talentos a nuestra comunidad educativa. La Universidad debe acompañar ese proceso con herramientas y espacios para que los estudiantes, que hayan alcanzado un alto rendimiento deportivo en su especialidad, puedan seguir estudiando”.

El Programa alcanzará a aquellos que se desempeñen como deportistas de alto rendimiento, representantes de federaciones deportivas reconocidas o miembros de las organizaciones del deporte, directores técnicos, entrenadores y todos aquellos que, necesariamente, deban cumplir funciones referidas a la atención psicofísica del deportista que, como consecuencia de su actividad deportiva participen en competencias  a nivel nacional, sudamericano, panamericano, olímpico o mundial en algún certamen organizado por entidades competentes de la disciplina deportiva en la que se desempeñen, para prepararse y/o participar de las mismas.

Para ello, el alumno/alumna deberá contar primero con un certificado expedido por el Ente Nacional de Alto Rendimiento (ENAR), regulado por Ley 26.573, en el que conste su condición de deportista y su carácter representativo para participar en certámenes organizados por entidades competentes, y luego, un certificado expedido por la Coordinación del Programa, donde se lo considere apto para ser incluido en este Régimen Especial.

El Programa estará a cargo del Coordinador Pedro Bruno, designado por el secretario de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil de la UBA, Gustavo Galli quien afirma que “Cada día los deportistas son más conscientes de la importancia de compatibilizar la carrera deportiva con la formación universitaria. El hecho de continuar estudiando supone prepararse para el futuro, por eso, resulta necesario que la UBA adopte las medidas conducentes para compatibilizar los estudios con las responsabilidades y actividades deportivas de dichos estudiantes”.

“Es función primordial de nuestra Secretaría, especialmente del área de Bienestar Estudiantil, respaldar y apoyar a todos los y las estudiantes frente a las diferentes necesidades que se les presentan a lo largo de su carrera universitaria en la UBA, y para eso, seguimos trabajando” finalizó Galli.