Logo de la Universidad de Buenos Aires

NOTICIAS

Imagen ilustrativa UBAHOY
| INVESTIGACIÓN

COVID19: Resolviendo problemas con matemáticas y computación

Matemáticos y expertos en ciencia de datos se han mostrado esenciales en la lucha contra el SARS-CoV-2, virus causante de la enfermedad COVID-19. Sin los modelos matemáticos y el análisis de datos, los gobernantes no podrían tomar decisiones. Decenas de investigadores de la UBA han volcado todos sus esfuerzos en la lucha contra la Pandemia durante estos 100 días.

Imagen de la noticia COVID19: Resolviendo problemas con matemáticas y computación

Una pandemia implica la expansión mundial de un virus, lo que resulta en miles de millones de situaciones que afectan la propagación de ese virus. Desde cómo se comporta la gente, los gobiernos, el ambiente, y el mismo virus. Para que los líderes políticos puedan tomar decisiones frente a algo tan masivo, deben no sólo conocer la situación actual, sino poder predecir qué va a suceder con cada decisión que tomen.

Sólo los modelos matemáticos y las simulaciones por computadora pueden ayudar en esa toma de decisiones, y es lo que vienen haciendo decenas de investigadores de la Universidad de Buenos Aires con los gobiernos provinciales y municipales.

Desde hace 100 días y más, científicas y científicosdel Instituto de Cálculo (IC) y el Instituto de Ciencias de la Computación (ICC), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales,vienenestudiandola evolución de la pandemia en sus diferentes facetas, empleando distintas herramientas de modelado matemático-computacional.

Con la coordinación del Dr. Diego Garbervetsky, vicedirector del ICC, y el Dr. Guillermo Durán, director del IC, se formaron nueve grupos de trabajo que incluyen más de 80 científicos/as y estudiantes de ambos institutos con la colaboración de otros/as académicos/as y profesionales de la industria privada y de organizaciones gubernamentales.

Modelando al virus

“Nos empezamos a organizar desde principios de marzo”, contó Guillermo Durán. “Ya llevamos entre tres y cuatro meses trabajando en esto con grupos del Instituto de Cálculo y con elInstituto de Ciencias de la Computación. Nuestra principal tarea se divide en dos: por un lado el análisis de los datos y por otro lado el análisis y simulación de escenarios de lo que puede llegar a pasar”.

Los grupos coordinados por Durán y Garbervetsky vienen asesorando al gobierno de la provincia de Buenos Aires, a diversas municipalidades, e incluso a hospitales, ya que mediante los modelos matemáticos y el análisis de datos, trabajan también en la eficiencia de la logística necesaria para lidiar con personal e insumos.

¿Qué significa el modelado y la simulación?

Los investigadores buscan poder predecir la evolución de la pandemia de COVID19 en Argentina, mediante modelos basados en los datos que ya se tienen, no sólo del país, sino de cómo se ha comportado en otros países del mundo. Mediante estos modelos que analizan datos del pasado, y simulaciones por computadora, pueden conocer cómo se va a evolucionar la pandemia de acuerdo a las medidas que tomen los gobiernos, como endurecer o reducir el Aislamiento Preventivo Obligatorio.

En otro grupo especial se estudian las componentes biológicas del problema mediante el uso de herramientas computacionales, como ser el comportamiento del SARS-CoV-2, en particular desde la secuenciación del ADN del virus. Esto ayuda a conocer qué cepas ingresaron y circulan por el país, así como su evolución en Argentina y en el mundo. Esto no sólo permite generar políticas activas de contención, sino diseñar reactivos para poder detectar los casos, y eventualmente adecuar antivirales o las vacunas que surjan.

Un grupo aparte se ocupa de algo vital, pero que tal vez pasa desapercibido: la componente logística de los distintos problemas que aparecen relacionados con la pandemia: la asignación de camas, a nivel local, municipal, provincial y nacional; problemas de distribución, con las flotas de vehículos; problemas de las visitas de pacientes a domicilio de médicos; asignación de recursos humanos, desde el personal de la salud, hasta otro personal esencial que tiene que mantener la sociedad funcionando.

Las matemáticas y las ciencias de la computación rodean casi cada actividad de la vida diaria de quienes vivimos en sociedades urbanas, por lo que era de esperar que diesen un paso al frente desde el inicio, con decenas de científicas y científicos quedejaron de lado sus investigaciones previas, para volcar todos los esfuerzos en aplicar sus conocimientos a la prevención y lucha contra el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que genera COVID-19.