Logo de la Universidad de Buenos Aires

NOTICIAS

Imagen ilustrativa UBAHOY
| SALUD

Finalizó el brote

Luego de transcurridas 12 semanas sin nuevos casos, Argentina se mantiene libre de sarampión. La intensificación de la vacunación y la vigilancia epidemiológica fueron fundamentales para lograrlo.

Imagen de la noticia Finalizó el brote

Argentina logró mantener el estatus de eliminación de sarampión otorgado por la Organización Mundial de la Salud. El último caso confirmado había sido el 19 de marzo por lo que transcurrieron más de las 12 semanas requeridas para dar por finalizado el brote que comenzó en agosto de 2019.

La Región de las Américas fue la primera del mundo en ser declarada libre del sarampión en 2016. Si bien gracias a la vacunación sostenida, Argentina había eliminado el virus de sarampión y no presentaba casos autóctonos desde el año 2000, a fines de agosto de 2019 se inició en el país el brote más extenso de sarampión desde que se logró la eliminación de la circulación endémica.

“Este importante logro debe servir para que recordemos la importancia de la vacunación como herramienta imprescindible y fundamental para la salud y el bienestar de nuestra población”, destacó el Dr. Daniel Stecher, jefe del servicio de Infectología del Hospital de Clínicas.

El mapa del sarampión

En 2017, cuatro países de América notificaron casos confirmados de sarampión: Argentina fue uno de ellos, con 3 casos. En el mismo año, Europa cuadruplicó el número de casos respecto a 2016. Se registraron 21.315 casos y 35 defunciones. En 2018, 9 países en todo el mundo notificaron casos confirmados: Antigua y Barbuda (1 caso), Brasil (14 casos), Canadá (4 casos), Colombia (1), Estados Unidos de América (13 casos), Guatemala (1 caso), México (4 casos), Perú (2 casos) y Venezuela (159 casos).

“Viendo esta progresión temporal, queda claro el riesgo de reintroducción de la enfermedad en el país, si no se adoptan las medidas preventivas adecuadas”, afirmó la Dra. Andrea Padovanni, profesora adjunta de la cátedra de infectología de la facultad de medicina de la UBA y también, profesional del servicio.

La especialista atribuyó estos números a varias cuestiones: muchos países con baja adherencia a las vacunas, por ejemplo en USA, Italia y otros de Europa; crisis sanitaria en Venezuela y los migrantes que provienen de esos países. A eso, hay que sumarle, en el caso puntual de la Argentina, vacunación insuficiente, y aclaró que “si se hubiera tenido una buena cobertura vacunal, la enfermedad importada no entra, es decir, que si estamos protegidos, tanto viajeros como migrantes, no son problema”.

Los números alrededor del mundo marcan que esta enfermedad castiga sin distinciones, si no se sostiene la vacunación y el sistema de vigilancia sensible, a través de una política de salud pública.

“Lo sucedido en 2019 en Argentina se debió al aumento de la circulación del virus y a la caída en las coberturas de la vacunación” –coincidió Stecher- y el control actual del brote responde a “un importante esfuerzo de vigilancia y de vacunación llevado a cabo por las autoridades sanitarias y la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles”.

En el mismo sentido se expresó Padovanni: “Ya hemos logrado estar libres del sarampión, la vacuna es gratuita y es un pequeño esfuerzo que nos evitará enormes pérdidas, un pequeño paso para un gran salto en la calidad de vida de nuestras niñas y niños”.

Características de la enfermedad y vacunación

El sarampión es una enfermedad es altamente contagiosa, grave y puede ser mortal. Se manifiesta con fiebre alta, erupción característica de la enfermedad, catarro nasal, conjuntivitis y tos. Suelen aparecer manchas blancas en la boca, cara interna de la mejilla y puede cursar con complicaciones como neumonía y encefalitis.

Se previene con la Vacuna Sarampión-Rubeola-Paperas, conocida como Triple viral. La misma se administra a los 12 meses de vida y al ingreso escolar (5-6 años).

Tener en cuenta no solo esta vacuna como vacuna rutinaria de los niños, sino también para:

-contactos de niños y adultos inmunosuprimidos y de menores de un año que aun no pueden ser vacunados.

-personal de salud.

-viajeros.

Asimismo el Equipo de Salud debe verificar el esquema de vacunación completo para la edad:

-De 12 meses a 4 años: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna triple viral (sarampión-rubéolapaperas).

-Mayores de 5 años: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna con doble o triple viral después del primer año de vida.

-Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son considerados Inmunes por la enfermedad natural.

-Intensificar la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de enfermedad febril exantemática (EFE).