UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

    buscar. 

Transferencia y Propiedad Intelectual | Transferencia de tecnología

Transferir es trasladar una cosa de un lugar a otro, en este caso tecnología. Si bien esto implicaría que la transferencia de tecnología es un proceso unidireccional entre el que transfiere y el que recibe la tecnología, la realidad es que suele ser un proceso mucho más complejo cuya clave es la interacción. La transferencia entonces es un proceso interactivo y se transfiere no solo conocimiento “codificado” sino también conocimiento “tácito”, a través de esta interacción entre el que transfiere y el que recibe tecnología. La Universidad ha transferido y continúa transfiriendo tecnología a empresas y otras instituciones. Como ejemplos de transferencias de tecnología de la UBA se puede mencionar a una cama mecatrónica licenciada a la empresa Ferplast; un secuestrante de arsénico licenciado a la empresa Pyam o los compuestos “enjaulados” licenciados a Chemcage una empresa incubada en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. La tecnología a transferir puede o no estar patentada o protegida por propiedad intelectual ya que puede ser conocimiento no divulgado o escasamente divulgado el que se transfiere, siendo su sistema de protección el secreto.

Transferir tecnología implica muy diversos acuerdos de distinta naturaleza por ejemplo: un acuerdo que licencia cultivares desarrollados en la Facultad de Agronomía, un nuevo compuesto químico desarrollado en la Facultad de Farmacia y Bioquímica, un nuevo software desarrollado en la Facultad de ingeniería, etc. También implica transferencia de tecnología los acuerdos que licencian tecnología a un spin off de la propia Universidad para que una nueva empresa integrada total o parcialmente por docentes investigadores de la UBA la explote comercialmente.