El equipo de nutrición de la SEUBE trabajó en un colegio secundario de Pompeya

Nutricionistas y psicólogos del Programa Integral de Acción Comunitaria en Barrios Vulnerables trabajaron con estudiantes de segundo año del Colegio Homero Manzi

Los encuentros, realizados en cuatro comisiones de segundo año del Colegio Homero Manzi de Pompeya, comenzaron con dos videos de publicidades de un jabón de tocador cuyo eje es las concepciones de la belleza, usados como disparador de las charlas y actividades. A partir de allí, las psicólogas del equipo indagaron acerca de las representaciones que los estudiantes tienen sobre los trastornos de la conducta alimentaria mediante preguntas, tales como: ¿qué conocen del trastorno? ¿Quiénes pueden padecerlo? ¿Por qué se llega tener dicha enfermedad? Luego, hubo un intercambio reflexivo acerca de las características de la adolescencia, los factores que pueden predisponer a este tipo de enfermedades, las diferencias entre bulimia y anorexia y las consecuencias que generan los trastornos de la alimentación.

Durante la segunda parte del taller, las nutricionistas explicaron la importancia de la correcta alimentación para el cuidado de la salud y la prevención de enfermedades en la adolescencia.

Se realizaron preguntas para evaluar los conocimientos y hábitos de los estudiantes, distinguiendo las conductas acertadas de las que era necesario mejorar para lograr una alimentación más saludable. También se ofrecieron consejos para lograr una mejor calidad de vida incorporando, mediante prácticas cotidianas, los conocimientos abordados durante el encuentro.

La Coordinadora del Equipo de Nutrición, Lic. Leticia Azzaretti, destacó que “los estudiantes se mostraron interesados y participativos, algo que a veces es difícil de lograr porque a su edad les da vergüenza compartir abiertamente sus dudas y experiencias. Desde ya, los docentes hicieron un importante aporte para lograr que el trabajo fuera dinámico y ordenado”. El resto de los profesionales que intervinieron fueron las licenciadas Florencia Tello, Gabriela Moauro, Johanna Schawrcz, Alba López y la voluntaria Sabrina Díaz.

La actividad, de casi una hora y media de extensión, se realizó con el objetivo de brindar información y herramientas para que los adolescentes puedan reconocer los síntomas de los principales trastornos de la alimentación y consultar al profesional correspondiente, así como también para tomar conciencia y disfrutar de los beneficios de comer sano. Mediante una propuesta psicoeducativa, se abordaron las temáticas de tal forma que el conocimiento adquirido también sirva para actuar entre pares y en el entorno familiar, multiplicando así la información e incrementando el alcance del trabajo de prevención.


Sitio web diseñado, producido y administrado por la Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación /// Viamonte 430 /// correouba@rec.uba.ar