Semana Mundial de la Alergía

 Se celebra entre el 7 y el 13 de abril con el eje “La anafilaxia – Cuando las Alergias pueden ser graves y mortales” por lo que se pondrá en relieve a esta patología para promover la educación y destacar la importancia de los planes de acción y prevención

Dado el aumento de la prevalencia de las enfermedades alérgicas en todo el mundo durante los últimos años, la Organización Mundial de la Alergia -WAO, sus siglas en inglés- ha tomado la iniciativa de celebrar anualmente la Semana Mundial de la Alergia. En 2014, tendrá lugar entre el 7 y el 13 de abril, con el eje “La anafilaxia – Cuando las Alergias pueden ser graves y mortales”, por lo que se pondrá en relieve a esta patología para promover la educación y destacar la importancia de los planes de acción y prevención.

La anafilaxia es una reacción alérgica grave que puede tener lugar minutos u horas después de la exposición a un alimento, medicamento o picadura de insectos, que suelen ser los desencadenantes más comunes. Esta enfermedad involucra a más de un órgano o sistema de órganos y sus síntomas, que difieren de un episodio a otro, pueden incluir manifestaciones en piel y mucosas -picazón, ronchas, etc.-, respiratorias –como el broncoespasmo-, cardiovasculares -hipotensión arterial-, y abdominales –dolor-, entre otros.

Si no se la trata adecuadamente, la anafilaxia puede llevar a la muerte, pero tal como explica el doctor Lanny Rosenwasser, médico especialista en Alergia e Inmunología y Presidente de la WAO, la apuesta de la Semana Mundial de la Alergia es que deje de ser fatal: “Saber cómo responder cuando se produce anafilaxia es fundamental, al igual que en cualquier otra situación de emergencia. Todos deben ser conscientes de los posibles síntomas, de cómo posicionar al paciente, y de cómo administrar adrenalina que es esencial para el tratamiento de estos casos. Todo individuo con alergia deberá consultar regularmente con su alergólogo sobre un posible riesgo de anafilaxia y desarrollar planes de acción para un eventual episodio”.

Las personas con mayor riesgo de padecer reacciones graves o mortales por anafilaxia son aquellas con diagnóstico de asma, enfermedad coronaria, hipertensión arterial, diabetes y otras enfermedades crónicas. Particularmente en estos casos, se deben discutir con los profesionales los posibles desencadenantes de episodios anafilácticos, así como también los cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo. Por indicación de su médico, algunos pacientes deberán llevar consigo y en todo momento auto-inyectores de epinefrina -adrenalina.

WAO ha compilado una lista de enlaces a organizaciones de defensa del paciente, así como recursos en línea para profesionales de la salud en www.worldallergyweek.org.

Más información

Asociación Argentina de Alergia e Inmunología


Sitio web diseñado, producido y administrado por la Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación /// Viamonte 430 /// correouba@rec.uba.ar