Mariel Alejandre: Personalidad del año 2013 en el sector farmacéutico internacional

Es docente de Bioquímica Clínica y de Atención Bioquímica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica. Es la primera vez que un profesional de Latinoamérica recibe esta distinción

En la Facultad de Farmacia y Bioquímica, la doctora Mariel Emilce Alejandre, docente de Bioquímica Clínica y de Atención Bioquímica de esa unidad académica, obtuvo el "Décimo tercer premio Eupharlaw-Ibercisalud a la personalidad del año 2013 en el sector farmacéutico internacional", por su contribución a la mejora de la información terapéutica mediante la atención bioquímica. Es la primera vez que un/a profesional de Latinoamérica recibe esta distinción.

El acto fue presidido por la decana, profesora Cristina Arranz, y contó con la presencia del presidente del European Pharmaceutical Law Group (Euprarlaw) y del Foro Iberoamericano Ciudadanos y Salud (Foro Ibercisalud), Doctor  Manuel Amarilla Gundín, como, también, de destacadas personalidades del ámbito académico y profesional.

Mariel Alexandre obtuvo la distinción en reconocimiento por su contribución a la mejora de la información terapéutica, especialmente en el ámbito de la atención bioquímica, un concepto tan novedoso como necesario, que resitúa al bioquímico en una posición de relevancia entre los diferentes profesionales que tienen responsabilidad en asegurar la calidad en la atención de la salud de los ciudadanos.

Luego de la presentación realizada por la decana Arranz, el doctor Amarilla Gundín trazó un breve panorama histórico de la distinción, y expresó las razones que lo fundamentaron en este caso en particular: “Mariel Alejandre, a través de su trayectoria, ha comenzado la difícil tarea de mejorar el derecho a la información de los ciudadanos en la cuestión bioquímica”, dijo Amarilla. Y agregó que ”los nuevos escenarios en salud, las nuevas necesidades que emergen, hacen  necesaria una corresponsabilidad de todos los agentes de salud. Creemos que el bioquímico tiene tanto el derecho como las posibilidades de brindar información de calidad a los ciudadanos”.

Por su parte, Alejandre destacó la necesidad de “dar un viraje, tanto en la formación como en el ejercicio profesional de la Bioquímica, hacia la atención del paciente y a los cuidados de la salud”.  En este sentido –remarcó— la atención bioquímica constituye un cambio de paradigma.

“Hoy todavía los bioquímicos creemos que nuestra intervención profesional finaliza cuando tenemos el dato analítico. Pero, realidad, es solo el punto de partida de nuestra labor científico-profesional.  Cuando aceptemos que somos responsables por los resultados individuales de cada paciente, producto de nuestras intervenciones profesionales, habremos dado un paso muy importante para demostrar el interés público de nuestra profesión, asegurando a los ciudadanos la atención y el cumplimiento de sus derechos a la salud”, sostuvo la bioquímica galardonada.

Seguidamente, Manuel Amarilla Gundín dictó una conferencia sobre “Derechos en salud de los ciudadanos”. Amarilla es abogado experto en Derecho Farmacéutico; penalista y criminólogo con más de 30 años de experiencia. A mediados de la década de 1990 fundó la Asociación Española de Derecho Farmacéutico, y creó el European Pharmaceutical Law Group, para contribuir desde otra perspectiva al Derecho Farmacéutico del siglo XXI. También, en 2008 constituyó el Foro Iberoamericano
Ciudadanos y Salud (Ibercisalud).

El experto español trazó un cabal panorama del derrotero que han venido experimentando un conjunto de derechos modernos, que a su juicio debieran subsumirse en un nuevo e integrador concepto: el de derecho a la salud. Para ello, estructuró su exposición en lo que puede considerarse un decálogo que reúne los aspectos que compondrían el derecho a la salud. Ellos son, el derecho a:

- La información clínica, terapéutica, en biotecnología y genoma humano;
- La salud mental;
- La salud laboral;
- La seguridad alimentaria;
- La protección integral del medio ambiente y al desarrollo sostenible;
- La salud sexual y reproductiva;
- La protección de datos relativos a la salud;
- La educación para la salud;
- La atención farmacéutica y
- La participación ciudadana en el acceso a los servicios sanitarios.

Tal decálogo constituyó una propuesta que los miembros de Eupharlaw elaboraron para las consultas en salud de la Unión Europea en 2004, y focalizan en ese conjunto de derechos que no están suficientemente reconocidos o garantizados. A juicio de Amarilla Gundín “deberían ser considerados derechos fundamentales y tener reconocimiento constitucional”.

Asimismo, el experto español confirió un especial destaque a la información en salud,  que considera es, todavía, una asignatura pendiente, aún no resuelta. En este sentido, la información será la pieza clave que va a modificar el núcleo de los demás
derechos.

“Respecto de la información clínica ha habido algunos avances durante los
últimos años, pero la información terapéutica no está aún bien definida ni reconocida
legalmente de forma autónoma”, dijo y enfatizó que “donde el ciudadano se encuentra y se encontrará en el futuro próximo totalmente desprotegido es en el campo de la
información genética y biotecnológica”.

“Independientemente –dijo— de que se cuente en la actualidad con leyes de consumidores y de usuarios, así como con leyes de pacientes, hay que promover un intenso proceso de reflexión sobre el estado de la información en salud. Hay que reivindicarlo, inclusive judicialmente, porque si bien puede que esté reconocido, se debe continuar luchando por él”.

Se trata de un nuevo escenario, en el que deben tomar parte todos quienes integran el sistema de salud, de acuerdo con sus cuotas de responsabilidad. Pero también,  puntualizó Amarilla Gundín, se trata de una tarea en la que mancomunadamente deben participar todos los ciudadanos.
 

María Emilce Alejandre

(Argentina, 1970) Graduada en Bioquímica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura. Universidad Nacional del Nordeste. FACENA-UNNE (1994). Docente de Atención Bioquímica y docente de Bioquímica Clínica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (FFyB-UBA). Doctora de la UBA (2012) y desde 2003 Docente Autorizado de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (Con formación pedagógica universitaria en ciencias de la salud). En la actualidad participa en diversos proyectos de investigación, como el dirigido a estudiar el “Daño Tubular Renal en pacientes diabéticos tipo 2: Relación con anemia y progresión de la enfermedad renal”, o la “Implicación de la Leptina y el perfil de los ácidos biliares en la fisiopatología de la pancreatitis aguda biliar”. Entre sus actividades docentes, destacar su dirección del Curso “Atención Bioquímica” en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA desde 2009, y su próxima publicación “Atención Bioquímica (AB): Reingeniería de la Profesión”, que pretende re-posicionar al bioquímico para que pueda desplegar plenamente su formación profesional, su capacidad de acción y atender las necesidades actuales que demanda el ciudadano-paciente.


Sitio web diseñado, producido y administrado por la Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación /// Viamonte 430 /// correouba@rec.uba.ar