encrucijadas 50   aniversario  
 
  sumario  
  editorial  
  staff  
  otros números  
     
  contacto  
 
 
 
editorial
 
Ruben E. Hallu
Rector de la Universidad de Buenos Aires
 

Hacer saber, tan importante como saber hacer

El debate transversal y público sobre política educativa, ciencia, cultura y el abordaje transdisciplinario de la extensa y compleja agenda social es un componente central de la construcción de conocimiento, no un simple accesorio de difusión.
Una universidad pública con el tamaño, el prestigio y la responsabilidad social que tiene la UBA, atravesada por múltiples y constantes debates e investigaciones en todas sus unidades académicas, de servicio y de extensión, cuenta con pocas oportunidades cotidianas de experimentar el encuentro de sus quehaceres en un foro único. La revista Encrucijadas cumple ese rol combinado que tienen los foros: Recopilación, puesta al día, debate, síntesis y apertura de nuevas perspectivas.
A diferencia de los tradicionales house organs o boletines institucionales, la revista de la UBA no se limita a comunicar novedades y difundir trabajos seleccionados de distintas disciplinas; es un espacio interactivo en el que se crean nuevos debates en cada número, siempre en torno de los grandes problemas nacionales y también mundiales. Algunos de esos temas, ya instalados en el imaginario social, son puestos en una perspectiva integral de comprensión, con líneas de solución; otros, ausentes en el debate pero no por ello menos graves, adquieren visibilidad gracias a la publicación.
La Universidad de Buenos Aires, a través de esta actividad editorial, no solamente recoge y sistematiza la agenda pública, sino que además la amplía, la reordena y la actualiza con mirada crítica.
Es el lugar donde el “saber hacer” de cada uno de nuestros claustros e institutos se transforma en el “hacer saber”, para contribuir a las soluciones que la comunidad reclama, que los poderes públicos gestionan y que otras usinas de conocimiento discuten a la par. Por su concepto editorial, Encrucijadas no se ofrece como una vidriera terminada, sino como un portal de entrada al debate.
Un portal por el cual ingresamos también nosotros, las autoridades, los docentes, los investigadores, los autores y columnistas invitados, los profesionales de las distintas disciplinas, para encontrarnos con las miradas y los aportes de los otros, y por eso sentimos que Encrucijadas nos representa y sintetiza como conjunto y nos entrega nuevas herramientas y perspectivas. Y aun cuando casi la totalidad de los artículos son notas de autor, el resultado excede con creces a la yuxtaposición de opiniones, para establecer nuevas síntesis y generar nuevos debates.
La revista, en este sentido, condensa el modelo de educación superior con el que estamos comprometidos: uno que incorpora los cambios en los paradigmas del conocimiento, promueve las transformaciones organizacionales que esos nuevos paradigmas requieren en lo educativo y en lo científico, y fortalece los vínculos entre el mundo social y el académico, para construir una sociedad más justa basada en el conocimiento.